¡Anulación total de la deuda griega!
¡Estados Unidos Socialistas de Europa!

Publicada el .

Ante la estrechez asfixiante de sus fronteras nacionales, los gobiernos de las burguesías alemana, francesa, italiana… escogieron en 1957 la Unión Europea (UE). No lo hicieron por unanimidad: por ejemplo, el partido gaullista era hostil en Francia. Con todo, los éxitos iniciales de la UE capitalista condujeron a 22 países a unirse a los 6 iniciales. La intensidad de los intercambios económicos en la UE y la dependencia de las otras monedas hacia el marco alemán, impulsaron a la burguesía francesa y a su comparsa italiana a exigir de la burguesía alemana una moneda única en 1992. En la actualidad, a través del Banco Central Europeo (BCE), 19 estados de la UE (entre ellos Grecia) comparten el euro y su gestión.

Pero las clases dominantes siguen siendo incapaces de prescindir de su Estado nacional, del que se sirven contra su clase obrera y también contra sus rivales, incluidos vecinos; la ideología dominante se basa sobre todo en el nacionalismo tradicional. Resumidamente, las burguesías se revelan incapaces de unificar Europa.

La Europa de los capitalistas se muestra pues incapaz, no solamente de acoger a los refugiados de África y de Medio Oriente, sino de salvar al capitalismo europeo más frágil, que se hundió en la crisis capitalista mundial de 2007-2009. El gobierno alemán tardó en ayudar al gobierno griego y solo lo hizo en condiciones que empeoraron la depresión. En Grecia también hay clases. Los préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la UE sobre todo beneficiaron a los capitalistas griegos, en particular a los bancos, así como a los grupos capitalistas de armamentos y finanzas de Europa Occidental y de los Estados Unidos. Desde 2010, la Troika BCE-CE-FMI sobre todo ha exigido golpes contra los asalariados griegos. Una parte de los economistas y de los medios de comunicación llega hasta calumniar al pueblo griego, de manera repugnante, como perezoso y parásito. Merkel, Hollande, Juncker y Lagarde han multiplicado sus exigencias hacia el Gobierno griego desde hace varios meses: subida del IVA, reducción de las jubilaciones… Los representantes de los imperialismos occidentales juegan a ser aprendices de brujo, como en sus maniobras para vincular Ucrania a la UE y a la OTAN, como en sus intervenciones militares en Irak, Libia, Siria…

Los partidos reformistas de Europa se revelaron incapaces, no solo de establecer en ellos gobiernos obreros (los únicos que podrían tender la mano a las trabajadoras y los trabajadores de Grecia), sino incluso de exigir la anulación de los créditos de su propia burguesía sobre Grecia. Peores todavía, algunos (PS, SPD, SPÖ…) forman parte de los gobiernos burgueses que estrangulan a Grecia.

Por su parte, Grecia siguió siendo capitalista y en consecuencia incapaz de escapar de la trampa y trazar una vía para toda Europa. La causa es política: el movimiento obrero sigue preso de los dos partidos obreros burgueses (Syriza y KKE) resultantes del estalinismo que traicionó la revolución socialista en 1944 y siempre capituló ante su propia burguesía.

El KKE (Partido Comunista de Grecia) divide de manera demencial las filas trabajadoras, escinde los sindicatos y alimenta un chauvinismo irresponsable para hacer creer a los trabajadores que la salida del euro y de la UE los beneficiará, como si el capitalismo griego replegándose sobre sus fronteras y recuperando el dracma pudiera escapar a las crisis económicas y a la dominación extranjera.

Syriza (Coalición de la Izquierda Radical) ganó las elecciones legislativas, pero se alió inmediatamente con ANEL (Griegos Independientes), un partido burgués xenófobo (anti-UE y anti-inmigrantes). La mayoría parlamentaria de Syriza y el Primer Ministro Tsipras no desmanteló el Ejército hipertrofiado que compra a gran escala a los grupos armamentistas norteamericanos, franceses y alemanes. No se atrevieron a anular la deuda pública. Ni siquiera se atrevieron a gravar a los capitalistas armadores y a la Iglesia Ortodoxa, que nunca paga impuestos. Ante los representantes del imperialismo, el Gobierno Syriza-ANEL estaba dispuesto a aumentar el IVA, a bajar las jubilaciones y a privatizar… pero no era suficiente a los ojos de las burguesías imperialistas rapaces.
Ni Syriza, ni el KKE crearon Consejos obreros, campesinos y estudiantes. El social-patriotismo compartido por Syriza y el KKE, su confianza común en el Ejército burgués, la impotencia del gobierno de frente popular y el sectarismo del KKE, hacen el juego al Estado Mayor y al fascismo representado principalmente por XA (Amanecer Dorado). El referéndum es una maniobra desesperada del gobierno Tsipras que permanece en el marco de la democracia burguesa. El “No”, que correctamente votarán quizá la mayoría de los trabajadores, no solucionará nada.

La clase obrera mundial tiene necesidad en todo el mundo de una Internacional que levante la bandera roja de los explotados y oprimidos, que rompa con la burguesía y prepare la revolución social. La solidaridad de los trabajadores europeos hacia sus hermanas y hermanos de Grecia es exigir la anulación de la deuda de sus burguesías sobre Grecia, luchar con ellos por un gobierno de los trabajadores tipo Comuna de París de 1871 y poder soviético de 1917, y abrir la vía del socialismo que solo es realizable a escala mundial. Los trabajadores de Grecia necesitan un partido obrero revolucionario e internacionalista, fiel a la herencia de Marx, Engels, Luxemburgo, Lenin, Trotsky y Pouliopoulos, que luche por:

  • ¡No al plan de la Troika! ¡Gobierno Syriza-KKE sin ministros burgueses! ¡Separación de la Iglesia y el Estado! ¡Anulación de la deuda pública! ¡Expropiación de los bancos y grandes empresas, empezando por los armadores! ¡Supresión del IVA sobre los productos de consumo de los trabajadores!
  • ¡Retirada de la OTAN! ¡Disolución del Ejército y la Policía! ¡Armamento del pueblo contra la policía y los fascistas! ¡Derechos democráticos para los conscriptos!
  • ¡Unidad de los trabajadores locales e inmigrantes! ¡Una única central sindical, democrática y clasista! ¡Comités que reúnan a todos los trabajadores de las empresas, las administraciones, los barrios, los pueblos, las universidades, para el control obrero y popular!
  • ¡Gobierno Obrero y Campesino basado en los Consejos y el armamento popular! ¡Estados Unidos Socialistas de Europa!

2 de julio del 2015

Colectivo Revolución Permanente
Movimiento al Socialismo
(Rusia)