Argelia: ¡alto a la represión! ¡liberación de Louisa Hanoune!

Publicada el .

Las protestas masivas de la población argelina contra el régimen y su corrupción han resultado en un simple cambio de fachada. El general Salah y el estado mayor del ejército, que hasta ahora habían sido leales aliados del clan Bouteflika, se han vuelto contra él.

La televisión mostró el 5 de mayo la llegada de tres personalidades ante las grandes escaleras del Tribunal Militar de Blida: el hermano del presidente depuesto, Saïd Bouteflika; el ex coordinador de servicios de seguridad, Athmane Tartag; el jefe durante un cuarto de siglo del servicio secreto argelino (DRS), Mohamed Mediène alias Toufik.

El Jefe de Estado Mayor de la ANP y el Viceministro de Defensa Nacional, Ahmed Gaïd Salah, han llevado hasta el final sus amenazas públicas contra los que hace unos días presentaron como una banda, acusándolos de conspirar contra el estado. (El Watan, 6 de mayo)

El 9 de mayo, el tribunal militar envió también a prisión provisional a Hanoune, la secretaria general del Partido de los Trabajadores (PT), bajo la acusación de “conspiración contra el ejército y el estado”.

Convocada como testigo por el tribunal militar de Blida, Louisa Hanoune, secretaria general del Partido de los Trabajadores, fue detenida después de más de cinco horas de interrogatorio por el juez a cargo del caso de Said Bouteflika y los dos generales Toufik y Tartag. (El Watan, 10 de mayo)

El 21 de mayo, los estudiantes que protestaban contra el mantenimiento del régimen fueron reprimidos.

El Estado burgués trata de intimidar. Las organizaciones obreras de todos los países deben protestar contra la represión de los manifestantes y la detención de dirigentes de un sindicato o partido de origen obrero, sea cual sea su política.

En el caso del PT, que la prensa presenta de forma abusiva como “trotskista”, esta política es indefendible. El PT formó una coalición con el antiguo partido único (FLN) y los islamistas (FIS) y luego, después de la guerra civil, se acercó al régimen de Salah-Bouteflika, lo que permitió que su corriente internacional (la Entente Internacional de los trabajadores y los pueblos), celebrara conferencias en Argelia.

Pero es a la clase obrera a quien corresponde juzgar a sus organizaciones y dirigentes, no al aparato represivo del estado burgués.

¡Solidaridad internacional con las trabajadoras, los trabajadores y los jóvenes argelinos! ¡Liberación inmediata de Hanoune! ¡Anulación de todos los juicios contra los estudiantes manifestantes y dirigentes del PT! ¡Respeto del derecho de manifestación, de expresión y de organización!

28 de mayo de 2019

Colectivo Revolución Permanente