Masacre de obreros por el Gobierno de frente popular en Sudáfrica ¡Por la victoria de los mineros de Marikana! ¡Huelga General! ¡Por la autodefensa!

Publicada el .

En Sudáfrica, el 16 de agosto de 2012, la policía del Gobierno de la Alianza tripartita (ANC-SACP-
COSATU) presidido por Zuma, perpetró una masacre entre los trabajadores de la mina de platino de
Marikana que estaban en huelga por un aumento de salarios desde el 10 de agosto: 34 trabajadores
fueron asesinados y al menos 78 heridos, sin conminación.

Sudáfrica es el más grande productor de platino del mundo. La mina de Marikana pertenece al
grupo Sur-Lonmin, el tercer productor de platino del mundo, que cotiza en la Bolsa de Londres. En
todo el país los salarios de los mineros son tan bajos y sus condiciones de trabajo tan deplorables
como los del tiempo del apartheid. La mayoría de los mineros de Marikana residen en barrios de
chabolas. Trabajaban 8 a 9 hrs. bajo tierra, a 40 °C, por 4.000 ó 5.000 rands (alrededor de 400
euros o 500 dólares) y exigen un aumento de salarios.

La huelga fue apoyada en un inicio por el sindicato AMCU. Con todo, el 15 de agosto, el Secretario
General del AMCU José Mathunjwa y el del NUM Senzeni Zokwana aparecieron juntos allí para
hacer reanudar el trabajo. La asamblea general expulsó a Zokwana y decidió la continuación de la
huelga.

El NUM, afiliado a la confederación sindical COSATU, era el sindicato tradicional de los mineros,
pero empezó a competir con el AMCU debido a su colaboración abierta con la patronal. Es
necesario decir que el antiguo Presidente del NUM, Cyril Ramaphosa, es hoy administrador de
Lonmin, por lo tanto un explotador directo de los mineros de Marikana. Su cuñado es Ministro
de Justicia. El COSATU forma parte de la « Alianza tripartita » que supedita las organizaciones
obreras de masas (el COSATU y el Partido “Comunista” SACP) al partido nacionalista burgués
African National Congress.

El SACP, que está presente en el Gobierno, había preparado la represión policial.

No se puede tolerar hoy que haya gente que recurra a la violencia para forzar a los mineros a
incorporarse a un sindicato en particular… El Partido Comunista Sudafricano pide a la policía
actuar para que los gamberros que sustituyeron a la razón y al diálogo por las balas rindan
cuentas.
(SACP, Comunicado, 14 de agosto)

Al día siguiente de la masacre, el 17 de agosto, el Presidente Zuma decidió establecer
una “comisión de investigación”, un entretenimiento clásico de todos los gobiernos burgueses.
Riah Phiyega, el Jefe de la Policía Nacional, ha declarado el mismo día que los policías no habían
hecho más que lo debido y “no debían arrepentirse” de la muerte de los mineros. El 20 de agosto, el
proceso “por asesinato” a 250 mineros detenidos el 16 de agosto comenzó, mientras que algunos de
los trabajadores acusados se encontraban todavía en el hospital.

Durante tres días el SACP guardó silencio. Sólo apareció para echarle la culpa al sindicato rival del
NUM y sostener al Gobierno y la Policía.

Todos nuestros deseos de restablecimiento a los heridos, obreros y policías. El C.C. acoge
favorablemente el anuncio por el Presidente Zuma de una comisión de investigación… La comisión
presidencial deberá investigar sobre el comportamiento violento del falso sindicato AMCU…

(SACP, Declaración de el Comité Central, 19 de agosto)

Todas las burocracias sindicales y todos los partidos reformistas son agencias de la burguesía en
la clase obrera. Los trabajadores no deben creer a los “comunistas” y a los centristas que intentan
convencerlos, a pesar de la experiencia de la revolución española de 1934-1937, de la revolución
alemana de 1953, de la revolución húngara de 1956 o de la revolución chilena de 1970-1973, que
los partidos que vienen del estalinismo son más progresistas que los que vienen del laborismo o
de la socialdemocracia. La socialdemocracia traicionó desde 1914 y el estalinismo desde 1933.
A partir de allí, tanto unos como otros defienden la patria, todos refuerzan el Ejército y la Policía
e incluso lo utilizan contra los trabajadores cuando están en el poder. En Grecia, el KKE es
chauvinista, ha sostenido la represión de la juventud y divide deliberadamente las filas obreras. En
Francia, el PCF participó de 1997 a 2002 en el gobierno que ha privatizado más. En Italia, el PRC
y el PDCI sostuvieron al Gobierno Prodi que redujo las jubilaciones. En los Estados Unidos, el PC-
USA llama por segunda vez a votar a Obama. En Cuba, el partido único PCC despidió a 500.000
trabajadores de un sólo golpe y restablece el capitalismo. En China, el partido único PCCh restauró
el capitalismo, prohibió el sindicalismo independiente, reprime las huelgas y oprime a las minorías
nacionales. En Rusia, el KPRF es chauvinista y xenófobo. En Sudáfrica, el SACP participa en el
gobierno dirigido por el ANC que asesinó a los 34 mineros. Y así el resto.

El partido ANC nació como un movimiento nacionalista burgués que expresaba las aspiraciones de
la pequeña burguesía y burguesía negras, indias y mestiza a compartir el poder y el capital con la
burguesía blanca. En 1950, el partido estalinista SACP se convirtió en un componente del ANC,
encargándose de someter a los jóvenes y a los trabajadores a la dirección burguesa del partido
nacionalista.

A pesar del ANC, en 1976, la juventud del suburbio negro de Soweto se alzó y luego las huelgas
se multiplicaron por parte de los asalariados negros y mestizos. El ANC llegó, con la ayuda del
aparato estalinista del SACP y de la burocracia sindical del COSATU, a tomar el control de los
sindicatos obreros “no registrados” que nacían de las luchas y a supeditarlos a la “revolución
gradual” (primero el fin del apartheid, luego en un futuro muy alejado el socialismo).

Sin embargo, la lucha de clases se intensificó y en 1990, el imperialismo norteamericano debió
negociar con la burocracia rusa la transición en Sudáfrica. El Gobierno del Partido Nacional racista,
enfrentado a una situación revolucionaria, liberó a Mandela, aceptó legalizar al ANC, al SACP y
al PAC (otro movimiento nacionalista) y suprimir el apartheid en 1991. La igualdad racial y las
libertades democráticas fueron un subproducto de la lucha de clases y del temor por parte de la
burguesa local y mundial a la revolución proletaria.

Pero las masas negras y la clase obrera fueron frustradas en su victoria por Mandela y la Alianza
tripartita, – apoyados por todas las Iglesias cristianas – que preservaron el capitalismo sudafricano
y el Estado burgués que garantiza la explotación. Ciertamente, la bandera cambió; una pequeña
minoría de Negros, miembros del ANC, el SACP y el COSATU, ingresaron a las cumbres del
Estado o se convirtieron en accionistas y dueños. Pero la explotación, la pobreza y la opresión
continuaron para la mayoría; los verdugos del régimen racista siguieron impunes y no se llevó
a cabo la reforma agraria; el Gobierno ANC-SACP emprendió la privatización de las empresas
públicas; la Policía y el Ejército siguen persiguiendo a los inmigrantes (a los negros, no a los

blancos), reprimiendo los motines de los townships y rompiendo las huelgas.

Para terminar, es necesario otro aparato sindical que el de la burocracia corrompida del COSATU;
una dirección clasista. Es necesario otro partido que el SACP reformista vendido a la burguesía
sudafricana, un verdadero partido comunista, revolucionario e internacionalista. Es necesaria otra
economía que la basada en la propiedad privada, el trabajo asalariado y la búsqueda del beneficio,
es necesario el control de los productores y consumidores sobre la producción y la distribución.
Es necesario suprimir el Estado burgués y su aparato represivo, sustituirlo por los consejos de
trabajadores y el armamento del pueblo. Si los trabajadores de todo el país cercaran las comisarías,
podrían desarmar de una vez por todas a los asesinos de obreros. Sería el principio de la revolución
socialista y la emancipación del continente.

¡Liberación de todos los mineros encarcelados, cese de todo proceso judicial a los trabajadores de
Marikana!

¡Solidaridad internacional de todas las organizaciones obreras con los trabajadores de Marikana!

¡Huelga General y milicias obreras en todo el país para apoyar a los mineros y por la conquista de
las reivindicaciones!

¡Expropiación sin indemnización ni rescate de Lonmin!

¡Armamento general de la población y desarme de los mercenarios de la Policía permanente!

¡Gobierno Obrero y Campesino! ¡Estados Unidos Socialistas de África!

23 de agosto de 2012


Colectivo Revolución Permanente (Austria, Francia, Perú)

Comité Comunista Internacionalista – Trotskista (Francia)